Siguenos en:

Para nadie es un secreto que la actual política fiscal esta orientada a la consecución de recursos para sacar adelante el proyecto de justicia social del presidente Gustavo Petro; sin embargo, en un país tan endeudado, tan desfalcado y con una cultura de la corrupción y evasión en sus más altos niveles sorprendería que se pudiera hacer algo. Y que creen, con todos estos estos agravantes si es posible rectificar e impulsar una  cultura fiscal y tributaria del país aun en las condiciones que nos encontramos, a continuación, solo señalare los cambios significativos en lo que se refiere al comercio exterior y algunas consideraciones frente a las personas naturales.

IMPUESTO SOBRE LA RENTA PARA PERSONAS NATURALES.

Como principio básico de simplificación del sistema tributario se propone una unificación de las rentas líquidas gravables, siendo ahora todas las rentas base para la liquidación del impuesto.

Un segundo objetivo se concentra en la reducción de beneficios tributarios, que son considerables, tanto para personas naturales como jurídicas. Lo anterior, con el propósito de lograr que a partir de cierto nivel de ingresos se incremente la tributación de las personas con altos ingresos. Para ello, se tomó como referencia una persona natural que percibe ingresos por $10 millones de pesos mensuales o más. Así, se busca que no se modifique la carga tributaria para las personas naturales que se encuentren por debajo de este referente.

Tampoco se modifica la tabla de tarifas para las personas naturales, ni se incorporan medidas referentes al impuesto sobre las ventas -IVA, considerando los debates que se presentaron el año anterior. Por su parte, se presentaron ajustes a las rentas exentas de los asalariados y los pensionados respetando la limitación del 40% de las deducciones y rentas exentas, como mecanismos para depurar los ingresos de las personas naturales y determinar la renta líquida gravable. Con las modificaciones a estos beneficios, únicamente se busca impactar la tributación de las personas que perciben ingresos por más de $10 millones de pesos mensuales, que corresponden aproximadamente al 2.4% de los declarantes del impuesto sobre la renta.

 En materia de pensiones, también se parte del umbral de los $10 millones de pesos mensuales, y, sobre esa base, se calcula que únicamente el 1.2% de los pensionados se impactarán. En materia de dividendos y ganancias ocasionales se modifica el régimen actual, de manera que, en lugar de tributar a una tarifa del 10%, la renta líquida gravable por estos conceptos se considera dentro de la sumatoria total de rentas sobre las cuales aplica la tarifa marginal general del impuesto sobre la renta para personas naturales. Lo anterior, a fin de que las personas naturales con más altos ingresos tributen en mayor medida.

IMPUESTO AL PATRIMONIO.

Se propone un impuesto permanente para las personas naturales cuyos patrimonios sean superiores a $3.000 millones de pesos. Lo anterior, sin desconocer el beneficio sobre la casa o apartamento de habitación, permitiendo detraer de la base gravable un valor aproximado de $500 millones por concepto de estos bienes. Se fijan unas tarifas marginales de 0,5% para un patrimonio igual o superior a $3.000 millones de pesos, y de 1% para un patrimonio igual o superior a $5.000 millones de pesos. Otro aspecto relevante es que se modifica la determinación del valor de las acciones o participaciones en sociedades, pasando de un costo fiscal histórico a un valor intrínseco.

ZONAS FRANCAS

A pesar de que las zonas francas fueron creadas en el ordenamiento colombiano con la finalidad de promover las exportaciones, con una reforma que se introdujo en el año 2005, el régimen se modificó, permitiendo que algunos usuarios de zona franca pudieran producir para el mercado interno, representando actualmente el 85% de sus ventas. Ello supone una competencia injusta para las empresas que no se encuentran en zona franca. Por tanto, con las medidas adoptadas en el proyecto de ley, se busca que las empresas ubicadas en zonas francas cumplan con el propósito para el que fueron creadas, so pena de perder el beneficio de la tarifa reducida. Estas propuestas, dicho sea de paso, han sido recibidas positivamente por estas empresas y los gremios de los empresarios.

REGALÍAS E IMPUESTO A LAS EXPORTACIONES DE PETRÓLEO CRUDO, CARBÓN Y ORO.

En materia del subsuelo del Estado, el proyecto de ley incorpora dos normas fundamentales; la primera de ellas tiene que ver con la prohibición de deducir las regalías en el impuesto sobre la renta. Lo anterior, en la medida en que las regalías corresponden al pago por el uso de un activo del Estado, constituyendo un gasto de producción que no debe gozar de dicho tratamiento. La segunda, es una contribución que debe hacer el sector minero-energético de forma extraordinaria, teniendo en cuenta el actual auge en los precios internacionales de algunos commodities -petróleo crudo, carbón y oro-. Así, se propone que cuando los precios de estos bienes se encuentren por encima de determinado umbral, se aplique una tarifa del 10% sobre un valor de ingresos por exportaciones que supere dicho límite.

IMPUESTO DE INDUSTRIA Y COMERCIO (ICA). Se modifica por considerarse que este impuesto podría constituir un gasto susceptible de deducirse, en lugar de descontarse del impuesto sobre la renta a cargo.

 RÉGIMEN SIMPLE DE TRIBUTACIÓN (SIMPLE). Con el propósito de fortalecer el régimen e incentivar que más microempresas se vinculen al SIMPLE, se detalla una nueva categoría de actividades que se beneficiará del mismo, que comprende la educación y actividades de atención a salud humana y asistencia social. A su vez, se disminuyen algunas tarifas para otros grupos de actividades beneficiarias. Mecanismos de lucha contra la evasión y la elusión tributaria.

Se incluyen instrumentos que pretenden generar que las empresas de servicios digitales tributen en el país. También se establecen medidas dirigidas a que los ingresos en especie que reciben los altos ejecutivos se consideren como personales y se sometan a tributación. Adicionalmente, en relación con el criterio de sede efectiva de administración (SEA), se fijan unos criterios sobre la toma de decisiones para efectos de determinar la residencia fiscal de las sociedades y entidades, evitando el abuso de la figura.

IMPUESTOS SALUDABLES E IMPUESTOS AMBIENTALES (medidas de salud y medio ambiente).

Se estima que las bebidas azucaradas y los alimentos ultraprocesadas deben ser objeto de un impuesto con una clara finalidad como instrumento de salud pública. Su objetivo no es la recaudación sino disminuir el consumo. El diseño del impuesto a las bebidas ultraprocesadas azucaradas está en función del contenido de azúcar, gramos de azúcar por cada 100 mililitros, y respecto de los comestibles se propone una tarifa del 10% ad valorem. Con el impuesto sobre productos plásticos de un solo uso se persigue que exista una transición más rápida hacia los plásticos reciclables. En relación con el impuesto al carbono se proponen cambios al gravamen ya existente, adicionado el carbón térmico y estableciendo una gradualidad en la tarifa para la implementación del impuesto. Concluye el señor Ministro indicando que, del recaudo proyectado, en orden de magnitud, el más importante proviene del impuesto sobre la de renta a personas naturales, seguido.

de los impuestos asociados a la explotación de recursos naturales, luego del impuesto sobre la renta de personas jurídicas, y, finalmente de las medidas en materia de salud y medio ambiente, contribuyendo así, con la propuesta de reforma, a la reducción de la pobreza y a una mejor distribución del ingreso.

Tomado:  PONENCIA PARA PRIMER DEBATE PROYECTO DE LEY No. 118/2022 (CÁMARA) Y 131/2022 (SENADO)

“POR MEDIO DE LA CUAL SE ADOPTA UNA REFORMA TRIBUTARIA PARA LA IGUALDAD Y LA

JUSTICIA SOCIAL Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES”

Artículos Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *